Repite conmigo, yo tengo un sueño, yo tengo un sueño,….

Todos hemos tenido o tenemos sueños, aunque tenemos más de uno, no tengo ninguna duda de que hay un sueño principal, un sueño que es único, que tiene el efecto de hacer que los otros sueños se conviertan en una realidad. No sé exactamente cómo explicarlo pero uno siente la energía de ese sueño único, una visión que no solo se ve de manera muy clara en nuestra mente sino que cuando lo visualizamos nos hace sentir energías y fuerzas que probablemente nunca antes habíamos sentido.

En mi caso, la duda de que dirán los demás y si podré hacer de este sueño una fuente de sustento provocaron mi estancamiento en el proceso creativo de vida hasta el punto que la vida ya no tenía un sentido o propósito. A partir de ese momento, cuando uno se da cuenta de que no parece haber una salida hacia ese sueño único, diferentes aspectos de nuestra vida, como el trabajo, las relaciones, empiezan a ser impactados negativamente por esa falta de energía de vida que proviene de la naturaleza propia del ser humano. Nuestro sueño único es la base de nuestra razón de vivir, no debemos de dejarlo morir o desaparecer, su existencia nos asegura que lucharemos por un propósito que aunque no sabemos el resultado final sí sabemos es que el haber vivido no habrá sido en vano.

marc-miro-transformacion--liderazgo-desarrollo-personal-coaching-metas-exito-blog-166

La única manera de recuperar tu energía y fuerza vital es hacer caso a tus instintos que te susurran “es tiempo de iniciar, es tiempo de cabalgar sin miedo, vas a estar bien, confía en ti y en la energía de tu sueño”, dejándote saber que está bien el seguir ese sueño que te tiene en vela, que te hace sentir diferente y al mismo tiempo igual que el resto de seres humanos. Si es verdad que con el paso del tiempo y con mayores responsabilidades que en nuestra juventud no nos sentimos con fuerzas para iniciar algo que puede tambalear nuestro mundo, y transformarlo del día a la noche, al mismo tiempo también somos conscientes que el continuar escondiéndonos de esta realidad tendrá un impacto mucho mayor en la vida que estamos y llegaremos a vivir.

El iniciar el camino hacia tu sueño no significa que tengas que dejar todo de golpe, la familia, tu profesión y otros elementos de tu vida, significa que uno empieza a analizar objetivamente donde se encuentra y donde quiere llegar, y establece un plan de acción de acuerdo a lo que puede hacer sabiendo que con el progreso, la toma de acción, el aumento de confianza, podrá a empezar a dejar de lado unos elementos de vida para así poder dedicar más fuerza y energía a continuar avanzando hacia el sueño.

Nuestros sueños son lo que mantiene en movimiento el ciclo de vida de nuestro mundo con su energía y fuerza hacen que cada uno de nuestros pasos tenga un impacto positivo en la energía colectiva del mundo en el que vivimos. Como seres que fuimos creados formamos parte de la naturaleza y nuestra función es proveer nuestra energía creadora al ciclo de vida humano y del planeta para que futuras generaciones tenga la oportunidad de experimentar un legado lleno de luz y crecimiento.

Deseándote éxitos y bendiciones.

 

Marc Miró

ContinuAvanzando

Marc Miró – enfocado en la transformación y crecimiento personal a través de facilitar el desarrollo de liderazgo personal para así crear las bases del éxito personal

2 comentarios en “Repite conmigo, yo tengo un sueño, yo tengo un sueño,….”

    1. Hola Patricia,
      Gracias a ti por tomarte el tiempo de leerlos y por la retroalimentación.
      Deseándote éxitos y bendiciones 🙏
      ContinuAvanzando 👍💪

Deja un comentario