Canaliza tus emociones acumuladas y conviértete en el capitán del barco de tu destino

El ser humano por más que intente ocultar sus emociones eventualmente con la presión de la energía mental y emocional acumulada en el cuerpo cede expresándolas de una manera u otra, sea a través de una explosión emocional o a través de algún tipo de enfermedad sea temporal o a largo plazo.

Nuestra capacidad innata de aguante no quiere decir que tengamos que llevar a nuestro cuerpo y mente hasta los límites físicos que nos impiden funcionar de una manera fluida y en congruencia con nuestras posibilidades como seres humanos. Durante nuestros primeros años de vida nunca fuimos, o la mayoría no fuimos, instruidos en el arte de manejar nuestras energías internas para reciclarlas convirtiéndolas en materia neutral, sin ningún impacto, o en materia motivacional, con el poder de darnos la fuerza necesaria para tomar la acción adecuada que nos impulse a continuar avanzando con un nuevo conocimiento hacia nuestros sueños, nuestro propósito de vida.

marc-miro-transformacion--liderazgo-desarrollo-personal-coaching-metas-exito-blog-98

De nuevo hay que reflexionar y realmente ser conscientes del impacto que tiene el tener que almacenar energías destructoras de vida cuando tenemos la habilidad de canalizarlas y convertirlas en nada o en algo positivo. Cuando somos capaces de neutralizar una emoción negativa nos hacemos conscientes de nuestro dialogo interno y de la manera que nuestro cuerpo reacciona, y con esta información activamos nuestro plan de acción para situaciones como esta, reconocemos el tipo de pensamiento “retorcido” que es el que nos está invadiendo y  creamos el dialogo que lo neutralice, repitiendo este dialogo hasta que sentimos que estamos en control de nuestro cuerpo y mente de nuevo. En otros casos estas energías destructoras se convierten, cuando observadas objetivamente, en una fuerza motivadora de la acción, dejándonos sin opciones pero la opción de tomar la acción que estábamos dejando de tomar.

Todos los seres humanos en su estado natural tienen la tendencia a buscar una vida harmoniosa y con un enfoque en el crecimiento personal, entonces, ¿por qué no intentar volver a ese estado natural de dónde venimos? El intentar volver a ese estado de harmonía natural nos forzara a tener que observarnos y manejarnos de diferente manera de la que normalmente hacemos, teniendo que entender los mecanismos que activan esas energías destructivas y como nuestro cuerpo nos señala que algo está a punto de ocurrir debido a estas energías no deseadas.

El camino de vuelta a nuestro estado natural donde somos capaces de manejar el impacto de energías destructivas no es un camino fácil, pero es el único camino para poder derrotar a fuerzas mayores que nos impiden dar los pasos necesarios y de la manera adecuada hacia nuestra vida soñada. Somos los dueños de parte de nuestro destino, y con cada paso podemos escribir una nueva página en la historia de nuestra vida que describa que nos convertimos en guerreros de la verdad para así derrotar las fuerzas destructivas de un pasado sin sentido.

Deseándote éxitos y bendiciones.

Marc Miró

ContinuAvanzando

 

Marc Miró – enfocado en la transformación personal a través de facilitar el desarrollo de auto-liderazgo para así crear las bases del éxito personal

Deja un comentario