Tus percepciones, las paredes del laberinto del camino hacia de la vida que buscas

La vida es como un laberinto donde cada decisión que tomamos de ir en una dirección u otra determina en que parte del laberinto acabaremos. Un laberinto, por naturaleza, es un lugar donde la confusión y el miedo pueden conquistar nuestra mente y cuerpo, dejándonos paralizados a la hora de tomar decisiones. Al mismo tiempo un laberinto es un lugar de juego, de retos, donde nuestra mente y cuerpo pueden crecer si utilizamos un estado mental de curiosidad.

marc-miro-transformacion--liderazgo-desarrollo-personal-coaching-metas-exito-blog-152

Las paredes que forman nuestro laberinto en el camino hacia nuestras metas son paredes formadas a partir de las percepciones que nos guían en nuestras acciones y que son la base de nuestras creencias, haciendo que filtremos cualquier otra posibilidad y dejándonos con algo fijo sin otras posibilidades, limitando nuestra habilidad de encontrar un mejor camino que nos lleve al final del laberinto donde nos encontramos.

Nuestra única oportunidad de alterar las paredes de nuestro laberinto de vida para que estas nos muestren el camino más efectivo hacia nuestras metas es evaluar y cuestionar nuestras percepciones, entendiendo que tipo de impacto tienen estas en nuestra habilidad de salir de ese espacio muerto, sin ningún avance, creando un compromiso con nosotros mismos en crear nuevos pensamientos más acordes con las necesidades de nuestro laberinto de vida en el momento presente.

Nuestro camino de vida tiene pasadizos por los cuales circulamos cada vez que tomamos alguna acción. Cada pasadizo tiene un propósito y si somos capaces de aprender este propósito nos facilitará el encontrar la respuesta para poder continuar a un nuevo pasadizo, a una  nueva experiencia que nos lleve más cerca de nuestra meta final.

No cedamos a las voces externas e internas que intentan hacernos sentir que nuestro laberinto de vida es algo fijo, algo estático, de lo cual no tenemos ningún control. Todo lo contrario, fuimos creados con una habilidad innata, que no hemos totalmente desarrollado, de creación a través de nuestra mente, de la sustitución de una creencia por otra, de la sustitución de un pensamiento por otro, cambiando el programa interno y por lo tanto cambiando las percepciones que son los elementos más básicos en la creación de las paredes de nuestro laberinto que nos guían hacia la meta de vida que tanto deseamos.

Deseándote éxitos y bendiciones.

 

Marc Miró

ContinuAvanzando

 

Marc Miró – enfocado en la transformación personal a través de facilitar el desarrollo de liderazgo personal para así crear las bases del éxito personal

Deja un comentario