La constancia de tus pasos, la escalera a conquistar la montaña del presente

Ese momento donde nuestro corazón se para súbitamente por la visión de lo que parece una montaña imposible de superar, dejándonos estancados en el mismo momento y en la misma experiencia de vida. En verdad nuestra vida se basa en conquistar esas montañas que aparecen de la nada como por arte de magia poniendo a prueba nuestra fe en nosotros mismos y en lo que deseamos lograr.

marc-miro-transformacion--liderazgo-desarrollo-personal-coaching-metas-exito-blog-201

Cuando se es consciente de que esa montaña es algo necesario para nuestro crecimiento y evolución, el sentido de pertenencia de esa montaña y de ese momento se activa, abriendo nuestra mente y cuerpo a nuevos niveles de desempeño. La única manera de conquistar esas montañas del presente es tomando pertenencia de estas, haciéndonos dueños de nuestro destino o al menos de las decisiones que estamos dispuestos a tomar en el presente.

El dejar que las emociones negativas sin control manejen nuestra vida y decisiones enfrente de esta montaña genera lo contrario de lo que realmente estamos buscando, tomar un paso tras de otro sabiendo que no sabemos la realidad de lo que vamos a encontrar en el resto del camino, sin embargo de lo que sí que estamos seguros es de quien somos y que deseamos obtener.

Muchas veces nos encontramos con lo que parece una montaña que nos bloquea de continuar avanzando a través del camino de la vida que deseamos vivir. Nuestros pasos se detienen con la visión de algo que parece demasiado grande para nuestra fuerza y energía, sin tener en cuenta de que cada paso que damos con la fuerza de nuestro coraje y fe, demuestra que nuestro deseo por conquistar nuestros sueños es más grande que cualquier reto que se nos presente en el camino.

Deseándote éxitos y bendiciones.

 

Marc Miró

Continúa Avanzando

Marc Miró – enfocado en la transformación y crecimiento personal a través de facilitar el desarrollo de liderazgo personal para así crear las bases del éxito personal

Deja un comentario