La vida es un ratico

La mayoría de nosotros hemos probablemente escuchado el dicho de que “La vida es corta”, aun así, ¿Cuántos de nosotros nos hemos sentado a entender realmente que tan corta es la vida? La verdad es que nadie sabe qué tan larga o corta va a ser su vida, pero aun así al transcurrí los años y al hacernos mayores nos damos cuenta de que el tiempo parece ir más rápido cada día. Mi creencia es que estamos tan preocupados de planear nuestro futuro (incierto) que nos olvidamos de vivir con propósito el momento presente.

Siempre me ha fascinado la relación entre el espacio, el tiempo y la vida. Nuestro tiempo para experimentar, decidir cambiar nuestras vidas y el vivir una vida que nos haga sentir realizados es algo finito, y eso es algo de lo que necesitamos ser muy conscientes. Todos hemos venido a este mundo con una cosa asegurada y esta cosa es que un día moriremos. No importa quien somos y que posesiones tenemos, un día eventualmente dejaremos de existir. Esta realidad de la vida no puede ser cambiada y sin importar que tan “crudo” esto pueda sonar este hecho debería ser utilizado como un motivador para esforzarnos en maximizar nuestro potencial como seres humanos. Todos nosotros tenemos capacidades y habilidades que han sido ocultadas o están estancadas porque hemos tenido la percepción de que tenemos un tiempo ilimitado para vivir, y por lo tanto estamos esperando de manera consciente o inconsciente al momento adecuado o la cosa adecuada ocurra antes de crear un cambio.

Existe una canción de un cantante colombiano, Juanes, llamada “La vida es un ratico”, que realmente refleja cómo me siento sobre la vida en estos momentos. No hay duda de que la vida puede ser dura con nosotros, nos presenta retos y limitaciones de manera continuada, pero al mismo tiempo no quiere decir que no podamos vivir la vida de la manera que deseamos. Cuando hablo de vivir hablo más de desarrollar quien queremos ser que el obtener posesiones materiales. Todos tenemos unas necesidades básicas que necesitamos obtener para así sentirnos mentalmente “seguros”, aun así las posesiones que tengamos es algo temporal en comparación con quien somos y en quien nos convertimos que es algo que nadie ni nada puede “robarnos”.

Como el sabio Bruce Lee una vez dijo, “Si gastas demasiado tiempo pensando sobre una cosa, nunca la llevaras a término”, a veces solo se trata de tomar la decisión de actuar. Todos pensamos sobre la vida y el significado de esta, aunque no lo compartamos con otras personas alrededor nuestro. Muchas veces permitimos que otros se conviertan en los expertos de nuestra vida y dictan lo que deberíamos de creer, y así se hace más fácil el culpar a otra persona o tipo de pensamiento sobre nuestra vida actual. Es como si no quisiéramos tomar la responsabilidad de definir el significado de la vida con nuestra propia investigación e intuición. Todos tenemos el poder de la intuición y la habilidad de cuestionar para así decidir que tipo de vida queremos vivir.

Hace algo más de un año inicie un negocio en otro país y en una industria de la que no tenía conocimientos previos. Los únicos factores que me guiaron en cuanto a la toma de decisión fueron la intuición, la energía y creatividad que generaban en mí y la visión de lo que esta nueva aventura podía llegar a ser. Aunque este no ha llegado al nivel de rendimiento esperado, me ha proveído hasta ahora más conocimiento sobre mí mismo que nada de lo que había realizado hasta el momento. Puede que lo que diga ahora parezca extraño per sin importar el resultado al que llegue este negocio estaré satisfecho porque tome una decisión, un riesgo, di el 100% y lo hice con una pasión total. Y amigos míos este es el punto de vivir, el seguir nuestra intuición, tomar decisiones, tomar riesgos, creer en una visión y trabajar y vivir con pasión.

Con el paso de los años y al ver como más personas cada día abandonan este mundo a una mejor vida más me doy cuenta de la importancia de encontrar un propósito de vida. Realmente el único factor que nos separa de iniciar una vida con significado, con propósito, es el MIEDO. Estamos demasiado atados a lo que pensamos que poseemos, y que lo que pensamos que somos. Por favor toma un tiempo para mirar alrededor tuyo, mira a las personas ya con una edad avanzada que un día fueron como nosotros, jóvenes y con posesiones, y ahora muchos no tienen dichas posesiones y están confinados a ciertos espacios por sus necesidades. Esto es ley de vida.

Tomemos un momento e imaginémonos en el lecho de nuestra muerte, aun con fuerzas para repasar nuestra vida, ¿Hemos vivido una vida con propósito y pasión? o ¿Hemos vivido una vida regida por el miedo y restricciones creadas por nosotros mismos? Por suerte aún tenemos el tiempo, tenemos un “ratico” para cambiar el curso de nuestras vidas.

¡Continuemos Avanzando!

2 comentarios en “La vida es un ratico

  1. FELICITACIONES , SON LLAMADOS DE ATENCIÓN MUY BIEN ESTRUCTURADOS Y PARA NADA ABURRIDORES PORQUE LAS LECTURAS NO SON TAN LARGAS.
    MUCHISIMAS GRACIAS POR ALIMENTAR EL ALMA DE LAS PERSONAS.

Deja un comentario