El día que escuchas a la vida y empiezas a volar

Cada vez que “choco” con algo en mi vida es una señal de que no estoy escuchando a la brisa del mensaje que el viento de mi vida me envía para que me detenga, escuche detenidamente y entienda algo que es esencial para continuar avanzando en el camino de mi propósito.  Hace un tiempo en un periodo de mi vida mi sordera mental era tan grande que choque o mejor dicho me estrelle con el muro de acero de dolor más grande que nunca me hubiese imaginado. El no escuchar al mensaje que la vida día tras día me estaba intentando hacer llegar me llevo a un abismo del que casi no salgo.

La vida nos envía mensajes de manera continuada y con una finalidad específica, por esa razón cuando escucho a muchas personas quejarse y no hacer nada para cambiar su situación de vida me pregunto, ¿Realmente estas personas están escuchando los mensajes que la vida les envía día a día, momento a momento? Algunas personas pueden pensar que soy insensible y que no entiendo su situación. Nunca nadie jamás sabrá lo que tú o yo sentimos o hemos sentido, son experiencias únicas químicas y mentales que tienen muchas variables que cambian segundo a segundo, momento a momento. Lo único que sé es que mis experiencias de vida me han llevado a explorar lugares del ser humano que pocas personas habrían o son capaces y que gracias a eso estoy aquí escribiendo lo que escribo, y dejando que las palabras de la sabiduría de mis experiencias y mi esencia hablen por si solas. No pretendo ser la verdad absoluta, pero si un reflejo de lo que se ha acumulado en mi ser.

El escuchar a la vida implica el ser capaz de ser consciente de lo que uno siente físicamente y mentalmente, y las consecuencias de estas sensaciones. Por ejemplo, si estas ansioso de manera continuada y sigues sin tomar consciencia de cuando ocurre y cuál es la causa, esa acumulación de energía destructiva eventualmente encontrara salida a través de alguna enfermedad o de alguna acción que nunca te hubieras imaginado. Es como ir acumulando una bomba cuyo poder de alcance va creciendo a medida que pasa el tiempo y más energía se acumula.

marc-miro-transformacion--liderazgo-desarrollo-personal-coaching-metas-exito-blog-44

En el momento que somos capaces de permitir que el mensaje arribe, nos tomamos el tiempo para decodificarlo, asimilarlo y tomamos la acción adecuada nuestra vida realmente empieza a cambiar. El proceso de escucha y toma de acción no es nada fácil ya que nuestra mente quiere volver a un lugar seguro, a un lugar que reconoce, y ese lugar es el pasado. Así que la mente luchará por hacerte quedar en el mismo lugar y en la misma situación hasta que la “bomba” de energía explote. Sin embargo en el momento que empezamos a escuchar a los mensajes que la vida nos envía nuestra paz mental mejora y la confianza en nosotros mismos y nuestro propósito empieza a tomar una mayor forma. Sí, estamos sufriendo por el cambio pero empezamos a sentir que por primera vez nuestro “yo” verdadero está manejando la vida y no los programas mentales creados a partir de momentos puntuales de nuestra vida que no tienen nada que ver con el ahora y que están acumulados de dolor y sufrimiento.

Nuestra libertad proviene de la limpieza de nuestro ser, de la limpieza de barreras invisibles que se acumulan con el tiempo, con las experiencias que forman nuestra identidad. Tú no eres la historia que llevas arrastrando a través de tu vida, tu eres el ahora, lo que tú quieras ser. Cuando escuchamos a los mensajes que la vida nos transmite estamos dando permiso a nuestro ser para que se una a la energía creadora de este mundo y el universo.

¿Escuchas la brisa del viento del mensaje de tu vida? Te está llamando.

Deseándote éxitos y bendiciones.

Marc Miró

ContinuAvanzando

 

Marc Miró – enfocado en la transformación personal a través de facilitar el desarrollo de liderazgo personal para así crear las bases del éxito personal

4 comentarios en “El día que escuchas a la vida y empiezas a volar”

Deja un comentario