Mírate al espejo, tú eres tu único problema y tu única solución.

En la última película de Rocky “Creed”, en una de las escenas donde Rocky está dando instrucciones al joven boxeador le dice que realice unos movimientos delante de un espejo como si estuviera en el ring, en ese momento le pregunta “¿A quién ves en el espejo?” a lo que el joven boxeador contesta “A mi”, y Rocky continua “la única lucha que tienes no es contra tu adversario pero contigo mismo” y de esta manera tan sutil pero significativa le da el secreto del camino hacia su triunfo.

Si tienes la oportunidad de hacerlo mírate al espejo cada día por unos segundos y observa lo que ocurre, creo que te vas a sorprender de los pensamientos y emociones que se generan de un simple ejercicio como este. Andamos tan sumidos en lo que esta fuera de nosotros que nos olvidamos de nosotros mismos, nos olvidamos de la grandeza que yace dentro de nuestro ser.

marc-miro-transformacion--liderazgo-desarrollo-personal-coaching-metas-exito-blog-45

La experiencia de mirarse al espejo se asemeja a la historia de Blancanieves donde la malvada reina pide consejo al espejo mágico,  y este sin ningún filtro le dice la verdad y solamente la verdad. Nuestra experiencia de mirarnos al espejo puede ser a momentos dificultosa ya que cuando uno se mira a los ojos y observa la expresión de su cara la verdad de lo que estamos sintiendo sale a la luz, sin filtros. Lo bonito de esta experiencia es que cuando uno se va sintiendo bien y se observa en el espejo detalladamente podrá ver reacciones maravillosas generadas por la esencia de la energía creadora.

En mi caso descubrí, por accidente, hace un tiempo después de una sesión de grupo donde estaba exhausto y fui a mojarme la cara y me mire fijamente a los ojos y estaban brillantes, claros y con una paz que no había observado en mi vida, me hizo sentir increíble como si hubiera cumplido mi misión. Por supuesto que lo había experimentado anteriormente pero nunca había tenido la oportunidad de observarlo en vivo porque estaba demasiado ocupado con lo que estaba ocurriendo en mi exterior.

Es interesante que ha habido casos en las que me miro y antes de mirarme me siento cansado y confundido sobre algo pero sin embargo mis ojos dicen lo contrario y mi expresión de cara expresa felicidad y paz. La verdad es que la mayoría de las veces me saca una sonrisa ya que me doy cuenta de que lo que mi mente está intentando crear no tiene nada que ver con lo que realmente soy y quiero expresar y mi cuerpo, específicamente mis cara se encarga de enviar el mensaje desde lo más profundo de lo que quiero hasta la superficie de lo que no veo pero expreso.

No te sientas mal si empiezas a tener conversaciones con tu espejo, bueno con el reflejo de ti en el espejo, es algo norma, es una manera de hablar con el “yo” creado con el pasar del tiempo, lo que se expresa como tu identidad al mundo exterior. Empieza a aclarar lo que sientes e inicia una conversación con tu mente asentando claramente lo que tú eres y quieres en tu vida. Con la práctica, al igual que el joven boxeador, crearas tu metodología, tu proceso propio de expresiones que te ayudaran a crear el estado mental  que deseas basado en lo que estas observando en el espejo.

Se el boxeador de tu vida y busca la luz donde la oscuridad se presente, y no dejes que lo establecido externamente a través del tiempo bloquee la esencia de quien eres y quieres llegar a ser. Mírate en el espejo y descubre a quien debes de luchar y vencer para crear la vida que tanto buscas.

Deseándote éxitos y bendiciones.

Marc Miró

ContinuAvanzando

 

Marc Miró – enfocado en la transformación personal a través de facilitar el desarrollo de liderazgo personal para así crear las bases del éxito personal

Deja un comentario