Los insultos, las desilusiones, las pruebas de un carácter curtido por las experiencias de la vida

No sé si alguna vez has sido insultado por decir lo que piensas, aunque lo que expreses sea algo positivo que apoye a otros. Nunca pensé que debido a los escritos que realizo, que son primeramente una expresión de mi vida y que su propósito es el de apoyar a otros a continuar avanzando, seria llamado “pendejo”. Ya en mi vida por motivos de haber nacido en España había sido insultado y en un caso casi agredido, algo que me pareció muy interesante teniendo en cuenta que la historia es algo del pasado, pero parece ser que aún seguimos aferrados a esta, y la utilizamos sin control alguno para expresar la frustración y dolor que llevamos dentro.

Estos momentos me generan dos cosas, la primera es desilusión, desilusión de la capacidad del ser humano por ser consciente de lo que tiene delante de sus narices, de ser capaz de ver la realidad y no dejarse llevar por sus emociones. Muchos de nuestros problemas, especialmente en algunos países, es debido al tipo de cultura que permitimos continuar mostrando aun cuando todos estamos de acuerdo en que nos perjudica y ya está obsoleta. Lo segundo que me genera este tipo de situaciones es determinación, determinación a continuar haciendo lo que hago con más intensidad con el propósito de que el cambio que esto pueda producir se expanda lo mayor posible y que algún día el efecto positivo de los cambios generados llegue y toque el corazón de esas personas que un día expresaron sus energías acumuladas sin saber que la energía no se destruye sino se transforma.

Hay que entender que nosotros no somos responsables de lo que otros digan, es parte de la percepción que tienen del mundo y de donde encajan estos en este. Es importante que cuando experiencias como estas ocurran dejemos pasar un tiempo antes de tomar cualquier acción y nos demos el tiempo de ver el otro lado bueno de la vida y de las personas que nos rodean. Una de las maneras que utilizo para canalizar mis energías no tan positivas es escribir lo que siento y lo que quiero decirle a la otra persona sin filtros ni miramientos. A continuación leo detenidamente el escrito y evalúo si la persona que lo escribió soy realmente yo. Finalmente o cambio mi texto para enfocarlo en algo positivo o no hago nada más con las palabras. El poder sacar lo que sentimos, especialmente cuando son energías negativas da espacio a poder dejar entrar otras energías más positivas a través de pensamientos más positivos.

marc-miro-transformacion--liderazgo-desarrollo-personal-coaching-metas-exito-blog-110

El reflejo de nuestras acciones es el reflejo de nuestro carácter. Tomemos el control de esos momentos que nos pueden sacar del equilibrio mental y curtamos nuestro  carácter que nos facilitará el camino hacia nuestros sueños.

Deseándote éxitos y bendiciones.

Marc Miró

ContinuAvanzando

 

Marc Miró – enfocado en la transformación personal a través de facilitar el desarrollo de liderazgo personal para así crear las bases del éxito personal

Deja un comentario