No nací roto sin embargo me rompí

Nadie nace roto, nos rompemos en el camino. Nuestro mundo mental realmente no es el fiel reflejo de la bella realidad de estar vivo, de ser un punto más, un átomo más que con su mover impacta al resto del universo.

La ilusión de sentir que el mundo está a tus pies un día se transforma en la duda de no entender que haces en este mundo, un mundo lleno de demasiadas posibilidades, oportunidades, y al mismo tiempo lleno de tantas barreras creadas por el propio ser humano, por ti mismo. Te encuentras en un punto de rotura, a punto de sentir que el alma y el corazón se separan para siempre, dejando la profundidad de un abismo sin sentido.

Cada rotura de lo que forma tu mundo mental se transforma en una gota de sudor, que  deja un tatuaje al deslizarse por la piel de tu ser, con el esfuerzo de dar un paso más en la vida. Lo que antes parecía algo normal ahora se convierte en una sensación de frustración con un toque de desesperación que no deja de desgastar una fe que algún día fue inquebrantable. Tu vida empieza a transformarse en un juego donde tu misión es asegúrate de que las piezas del rompecabezas de tu ser sean salvaguardadas de las llamas formadas por el dolor de tu desesperación.

Utiliza cada pieza del rompecabezas de tu vida para crear tu gran obra maestra, la que nadie más nunca va a poder crear. Disfruta el proceso de ser creador, y permite que la verdad de lo que te mueve deje una huella en este mundo.  

No nací roto sin embargo me rompí. Ahora creo una obra maestra con las piezas de una vida que yo, sólo yo, decidí vivir.

Deseándote éxitos y bendiciones.

Marc Miró

Continúa Avanzando

Marc Miró – Ingeniería del Desarrollo Humano – enfocado en la transformación y crecimiento personal a través de facilitar el desarrollo de liderazgo personal para así crear las bases del éxito personal

Deja un comentario