¿Y si hubiera una solución?

No creo que haya ningún ser humano que no tenga la necesidad de romper con algo o alguien que lo mantiene anclado a un estado mental que lo único que produce son frustración, ansiedad y disminución de confianza en uno mismo.

¿Y si hubiera una solución? El ser humano por naturaleza se enfoca en lo que puede ir mal, es parte del mecanismo de supervivencia con el que hemos evolucionado, sin embargo nuestra habilidad de crear este mundo demuestra que siempre hay una solución a cualquier problema, el reto no es el encontrar la solución sino el tomar esa solución y el utilizarla.

Nada es perfecto, solo la vida misma que con las pruebas que nos provee nos ayuda a desarrollar las habilidades necesarias para poder tener el coraje de buscar e implementar la solución a nuestros problemas. Como ningún proceso es perfecto en que este siempre requiere esfuerzo y superación, siempre sabremos que el solo dar un paso a la solución, sin importar los resultados en ese punto en el camino, nos acerca más a la mejor versión de nosotros mismos, a la versión que finalmente resolverá el reto para seguir avanzando hacia el próximo punto en el camino.

Una vida sin restos es una vida sin crecimiento, sin evolución, una vida sin sentido. ¿Y si tomásemos cada reto como algo bienvenido en nuestras vidas? ¿Qué cambiaría en nuestra manera de pensar y sentir? La fuerza de un ser humano es canalizada cuando está libre de las cadenas del mundo invisible que vive en su mente. Cuando nos liberamos de algo que tiene mucha fuerza pero poca esencia nuestra vida se vuelve ligera, se vuelve colorida y con sentido, nuestra fuerza natural retorna para darnos todo lo que necesitamos para conquistar nuestros sueños.

Deseándote éxitos y bendiciones.

Marc Miró

Continúa Avanzando

Marc Miró – Ingeniería del Desarrollo Humano – enfocado en la transformación y crecimiento personal a través de facilitar el desarrollo de liderazgo personal para así crear las bases del éxito personal

Deja un comentario